La historia de Benalmádena

September 15, 2016

 

En ocasiones anteriores hemos hablado del entorno en el que está situado Puerto Marina Shopping, los lugares de interés que puedes visitar, su gastronomía, sus playas y fiestas… pero, ¿conoces la historia de Benalmádena? Hoy vamos a dedicarle este artículo para que te enamores un poquito más de ella.

 

Los primeros indicios de presencia humana en la zona datan de los últimos años del Paleolítico Superior. Se encontraron restos de asentamientos en cuevas como las del Toro o la Zorrera.

 

Durante los siglos VII y VIII a. C. se asentaron los fenicios, atraídos por la riqueza de recursos de la zona, especialmente la minería, por entonces existía un yacimiento de plata en  Benalmádena. Intercambiaron técnicas de cultivo, ganadería y comercio con los primitivos habitantes. En la actualidad todavía pueden verse restos de estos asentamientos procedentes del yacimiento de La Era, en el museo arqueológico de la ciudad.

 

La siguiente civilización en llegar a la zona fue la romana. Esto supuso una enorme transformación a nivel económico, social y territorial. Se desarrollan industrias derivadas de la pesca y el aprovechamiento de recursos marinos como la elaboración de salazones o la obtención de sal. Al mismo tiempo, surge una villa romana “Benal-Roma”, de la que se conservan vasijas, agujas,… en el citado museo arqueológico municipal. Hay constancia de la existencia de un importante embarcadero  en  la actual zona de Torremuelle y todavía se mantienen en pie las torres vigías que se construyeron en la línea de costa para vigilar y evitar los ataques de los piratas que amenazaban todo aquel área.

 

La localidad se despobló con la caída del imperio romano y la llegada de otras culturas debido al ataque de barcos enemigos. Fue con la conquista musulmana cuando se volvió a vivir un auge en la zona. El desarrollo agrícola volvió a estar en auge y se trajeron cultivos como la caña de azúcar o la morera, destinada a la industria de la seda.

El nombre de Benalmádena proviene de esta época. Se llamó Ibn-al-Madena a la localidad, lo que quiere decir, Hijos de las Minas, haciendo referencia a las minas de hierro y ocre que existían por entonces.

 

Pasada la época musulmana, después de la reconquista, Benalmádena queda destruida y durante varios siglos, aunque se intenta reconstruir en distintas ocasiones, no se consigue su recuperación. Las fortificaciones y el castillo, situado en la zona del muro del pueblo actual, fueron destruidos sistemáticamente, por eso no hay casi ningún resto físico de aquella época.  

Please reload

Entradas destacadas

Descargar nuestra nueva App

May 23, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

April 1, 2019

February 13, 2019

Please reload

Archivo